El vudú ofrece muchas posibilidades excepcionales para todos los problemas de devolución del afecto, porque los rituales realizados según las reglas de sus ceremonias mágicas apelan no solo a los grandes espíritus de la pasión de los hombres, sino también al corazón mismo de la carne viva.

Es una alianza sutil y secreta de sonidos ancestrales, encantamientos mágicos, símbolos telúricos, sustancias y luces de velas consagradas.

Rituales magnificos de vudú

Un gran número de chamanes y magos utilizan rituales mágicos directamente de la tradición vudú, así como el uso de ciertas representaciones en el suelo mezcladas con velas hábilmente dispuestas según una geometría esotérica, cada posición de la cual genera la llamada de la divinidad. Contacta con Alicia Collado para que tu ritual sea efectivo como deseas.

El material utilizado en forma de polvos de colores, las vibraciones de las fórmulas a menudo gritadas, así como la luz difundida por estas diferentes velas proporcionan el contexto para una ceremonia exitosa. Evidentemente, es necesaria una ceremonia de este tipo con un maestro y uno o incluso más asistentes, muchas veces son sacerdotisas, “Manbos”, que ofician, vestidas de blanco y con un toque de color rojo en forma de pañuelo.

Funciones de los rituales vudú

La música es tan importante como los sonidos de los encantamientos y cánticos, usamos tambores rítmicos o percusión sobre objetos sagrados, la danza también es parte del rito, personaliza y encarna la posesión del maestro de ceremonias o la sacerdotisa que se ofrece a los espíritus , que lo investirá para oficiar en su cuerpo y le dará todo el poder de actuar.

Solo en un estado de trance extremo se puede realizar el ritual para acumular toda la energía que se utilizará para activar el trabajo mágico. El momento más importante es el del sacrificio, puede ser real en forma de animal al que se le drena su sangre, o el sacrificio también puede ser simbólico en forma de objetos de color rojo que podemos quemar.

Los rituales vudú son conocidos por su poder y efectividad

Para oficiar con el fin de ejercer plenamente el ritual de devolver el afecto, es necesario obtener al menos la fotografía del amado para poder enfocar las energías en su imagen.

Situada en el corazón de los motivos sagrados trazados en el suelo y rodeada por las cinco velas tradicionales, la imagen del amado está sujeta a la voluntad encarnada del sacerdote que da órdenes a su espíritu distante.

La distancia no influye en el impacto del ritual ya que las fronteras de la materia se han sobrepasado más allá de sus límites. Entonces nada podrá detener el ritual, nadie podrá oponerse a él, los espíritus agradecidos de haber sido invitados a la ceremonia irán a llevar el mensaje directamente a la persona designada.

Dejar un comentario